lunes, 12 de abril de 2010

MARES Y OCEANOS

Clasificacion:

MAR ABIERTO:
Es el que posee una comunicación muy amplia con el océano, como el mar del Norte.

CERRADO:
Es el que tiene las orillas unidas de forma continua y se comunica con el mar libre a través de un estrecho dominado por un Estado ribereño, como el mar de Azov.

CONTINENTAL ( o mediterráneo)
Se llama así al mar que se encuentra situado entre grandes masas continentales.

Este tipo de mares se divide en INTERCONTINENTALES e INTRACONTINENTALES.

Entre los primeros se destacan el mar Mediterráneo, el del Caribe y el golfo de México. Entre los intracontinentales sobresalen el mar Báltico, la bahía de Hudson, el Rojo y el golfo Pérsico, que ocupan conjuntamente 2,33 millones de km2.

MAR COSTERO, SOMERO O EPICONTINENTAL:
Es la zona marítima situada sobre el zócalo o plataforma continental, con una profundidad media de unos 130 m, como por ejemplo, el mar del Norte y el Cantábrico.

INTERIOR:
Se llama así al mar que está aislado en el interior de un continente, sin comunicación con otros océanos o mares. En realidad son grandes lagos, como el mar Caspio.

MARGINAL:
Denominación que se da a los golfos de grandes dimensiones que penetran más o menos en los continentes, como el mar de Omán.

PERIFERICOS:
Es aquel que se comunica con el océano mediante varios estrechos delimitados por un rosario de islas, como el mar del Japón.

Clasificación por profundidad :


Litoral: 0- 10m de profundidad
Nerítico: 10- 200m de profundidad
Batial: 200- 4000m de profundidad
Abisal 5500- 8000m de profundidad

Fauna de litoral:

La zona litoral es el área de una costa que queda bajo el agua durante la marea alta y sobre el agua durante la marea baja o bajamar. Ya sea una costa rocosa, una playa arenosa, o un pantano salado, la vida en la zona litoral necesita sobrevivir las condiciones extremas - sobre y debajo del agua. Cuando la marea es baja y la zona litoral está sobre el agua, los seres que viven allí pueden verse expuestos a temperaturas más calientes y a una luz mucho más brillante a las que recibían cuando estaban debajo del agua. Durante la marea alta, cuando la zona litoral queda cubierta de agua, los seres vivos pueden ser golpeados por las olas.
Las condiciones de vida para las criaturas que viven en la parte superior del litoral son parecidas a la vida en la tierra, que solamente se ve cubierta de agua durante una extrema marea alta. Para las criaturas que se encuentran en la parte más inferior del litoral y que solamente quedan expuestas al aire durante una extrema marea baja, las condiciones son muy similares a la de la vida en el océano. Es por esto que los diversos animales, plantas, y algas pueden sobrevivir en diversas partes de la zona litoral. Algunos se adaptan mejor a la vida del litoral superior, mientras que otros se adaptan mejor a la vida del litoral más bajo.
En las costas rocosas, a menudo hay muchos tipos de algas y pequeños caracoles que comen algas. Animales que se pegan a las rocas como los percebe, una especie de crustáceo, y los mejillones, una especie de molusco, a menudo se encuentran en las costas rocosas. Los erizos de mar y las esponjas pueden vivir en áreas generalmente cubiertas de agua.
En las zonas costeras rocosas a menudo hay piscinas de mareas - pequeñas piscinas de agua en la zona litoral que permanecen incluso después que baja la marea. Los animales, las plantas, y las algas que se encuentran en las piscinas de marea a menudo son las mismas especies que se encuentran en las aguas bajas cercanas del océano.
Los pantanos costeros o tierras fangosas se forman en áreas protegidas contra las olas. Generalmente tienen fango suave, agua estancada y hierbas. Moluscos como las almejas y los mejillones viven dentro del fango. Algunos moluscos, como las ostras, viven sobre el fango. Muchos tipos de plantas microscópicas también viven en el fango. Los cangrejos, los peces, y los camarones también son comunes en áreas pantanosas.
En las costas arenosas, la zona litoral es a menudo el hogar de animales que viven en madrigueras dentro de la arena como las almejas y los gusanos. Los cangrejos se desplazan por la arena pero a menudo también tienen madrigueras en donde esconderse. Este ambiente también es donde se estrellan grandes olas, de manera que el vivir en una madriguera ofrece cierta protección

Fauna en Zona Neritica:

Entre las especies bentónicas están las esponjas, corales, vermes o gusanos marinos (planarias, nemertinos, nematodos y poliquetos), algunos moluscos como el loco, equinodermos como el erizo rojo y también holoturias o pepinos de mar.
Entre los vertebrados de esta zona encontramos peces, que en el litoral chileno superan las mil especies, como los congrios dorado, colorado y negro, distintas especies de merluzas, jurel, sardina, anchoveta, sierra, cojinovas del norte, sur y moteada, corvina, albacora y tollo; aves marinas que suelen seguir a los barcos pesqueros, como los petreles, albatros, golondrinas de mar y fardelas; reptiles, cinco especies de tortugas de mar que suelen llegar de vez en cuando a nuestro litoral, y la curiosa y muy venenosa víbora de mar de origen tropical, que en Chile solo se encuentra en las costas de la Isla de Pascua; y mamíferos, como nutrias, lobos de mar, focas, cetáceos con dientes u odontocetos (delfines, toninas, calderones y cachalotes) y con barbas o misticetos (ballenas y rorcuales).

Fauna en Zona Batial:

Los peces tienen coloraciones oscuras y rojas, bocas grandes, órganos sensoriales desarrollados y órganos luminosos.
La única luz existente es la de organismos bioluminiscentes y la oscuridad hace que los animales no se vean continuamente amenazados al no poder ser vistos y es por lo que tienen músculos débiles porque no son músculos de gran alcance.
En esta zona muchos animales son de color negro o rojo, y el rojo no se refleja pareciendo negro y debido a la carencia de la luz del sol hay pocas plantas ya que no pueden realizar la fotosíntesis.
Existe diferente fauna como son los Melanocetus johnsonii, calamar gigante

Fauna en Zona Abisal:

La fauna abisal está formada por peces extraños con apariencia monstruosa como Caulophryne, Argyropelecus, Idiacanthus, Melanocetus, Saccopharynx, Chauliodus o Cryptosaras.
Entre la fauna de invertebrados encontramos la presencia del fenómeno del gigantismo abisal, ya que hay picnogónidos (arañas de mar) de más de 1.50 m, hay un hidrozoario, con su pólipo de más de 50 cm, de altura, y también isópodos de más de 40 cm de tamaño, así como especies muy diferentes a las presentes en la superficie, como son grandes esponjas vítreas, así como lirios de mar pedunculados, sésiles de forma primitiva.

Impacto Ambiental:

Un importante impacto de la actividad humana en los océanos es la contaminación marina. No se trata sólo de vertidos de crudo provocados por accidentes y por los productos que ocasiona la limpieza de tanques. A pesar de la gran visibilidad de los vertidos de crudo en medio marino, las cantidades implicadas son pequeñas comparadas con las de los contaminantes procedentes de otras fuentes.

(como las aguas residuales domésticas, vertidos industriales, aguas superficiales urbanas e industriales, accidentes, vertidos, explosiones, extracción de petróleo, minería, nutrientes y pesticidas agrícolas, fuentes de calor residual y vertidos radiactivos).

La contaminación de origen terrestre supone alrededor del 44 por ciento de los contaminantes que llegan al mar y las fuentes atmosféricas suponen un 33 por ciento. Por otra parte, el transporte marítimo aporta sólo alrededor del 12 por ciento.

Especies en Peligro de Extincion:

Los peces son de los animales más difíciles de rastrear. Migran desde los arroyos y ríos hasta los océanos y nunca podemos estar 100 por ciento seguros de donde se encuentran. Esto nos dificulta conocer los tamaños de sus poblaciones y encontrar una manera de protegerlos cuando están en amenazados o en peligro de extinción, en especial a las especies que Kidzworld decidió darte a conocer.

Trucha steelhead

La trucha steelhead (Oncorhynchus mykiss, nombre científico), o Cabeza de Acero, es una trucha arco iris que pasa parte de su ciclo de vida en el mar y proviene de los ríos de California. Desde la década de los 50, su población ha disminuido en un 90 por ciento. Muchas de las corrientes que esta especie recorre han desaparecido debido a la construcción de terrenos y de vías de transporte, destruyendo sus aguas de reproducción. El hábitat de estas truchas es continuamente alterado por los humanos, por lo cual si deseamos que estos peces sigan en nuestra tierra, tenemos que cambiar.

Pez gato gigante :

El pez gato gigante (Pangasianodon gigas) del Mekong en Tailandia, fue declarado una especie en peligro de extinción el 2 de junio de 1970. Esta especie que habita en el Río Mekong en Tailandia, es uno de los peces de agua dulce más grandes del mundo, llegando a medir hasta 3 m (10 pies) de largo y a pesar hasta 300 kg (660 lb). Desde la construcción de la presa hidroeléctrica en el Mekong en 1994, la población de este pez gato ha disminuido de 256 a solamente 96 peces.

Tiburón ballena :

El número actual de tiburones ballena (Rhincodon typus) en el mundo es desconocido por lo difícil que es rastrear a estos peces de 12 m ( 40 pies) de largo. Sin embargo, lo que sí se sabe es que la población de este raro tiburón (debido a sus lentas tasas de reproducción) ha disminuido en los últimos 10 años a causa de la pesca excesiva. Un pariente cercano del tiburón ballena, el tiburón blanco, también es considerado una especie en peligro de extinción, pero solamente en la costa de California porque parece haber bastantes en otras partes del mundo.

Salmón chinook :

En una época el salmón chinook (Oncorhynchus tshawytscha) jugó un gran papel en la cultura de los indios americanos. En los últimos años, el número de ejemplares del salmón chinook que habita en la región Pacífico Noroeste de los Estados Unidos ha disminuido dramáticamente. En un tiempo solía ser muy normal pescar un chinook hasta de 45 kg (100 lb), pero en 1998 se contaron menos de 5000 peces en el Río Snake del estado de Idaho y ahora, según los científicos, el salmón chinook se extinguirá de nuestro mundo para el año 2016.
A menos que cambiemos nuestras relaciones con nuestras contrapartes acuáticas, muchas especies podrían desaparecer de la faz de la tierra. A pesar de que es mucho más fácil rastrear peces como el salmón chinook y la trucha, debido a que migran anualmente para reproducirse, si no paramos de destruir su hábitat, no importará mucho si es fácil contarlos o no. Las especies de peces como el tiburón ballena podrían ya estar al borde de la extinción antes de que se establezca oficialmente, así que debemos ser extremadamente cuidadosos con las actividades en y alrededor de nuestras aguas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada